martes, 24 de febrero de 2009

En un Año

Sí, hoy soy un año más viejo, o mejor dicho un año más maduro (jeje). A veces decimos que 365 días pasan rápido, y puede que así sea; pero reflexionando sobre esto llegué a la conclusión de que en un año se puede aprender tanto como en una vida completa. Aquí dejo algo que escribí y que titulo: "En un Año".

En un año comprendí
que los momentos ocurren, no se buscan
aprendí que un beso puede hacerte feliz
o sumirte en la peor de las tristezas.
Aprendí que los labios pueden mentir
pero los ojos no.

En un año aprendí a entregar todo
y no esperar nada a cambio.
Pero que alegría es cuando
te ofrecen una sonrisa.
Aprendí que se puede querer de muchas maneras,
se puede querer sin amar,
amar sin desear.
se puede desear y ni siquiera querer.
Pero sobre todo aprendí, que cuando se deja de amar
es mejor seguir adelante.

He comprendido en un año,
que los sueños pertenecen a la madrugada,
pero que se puede soñar despierto.
Y también aprendí que cuanto mayores sean tus sueños,
más despierto hay que estar para hacerlos realidad.

Aprendí que las palabras pueden crear mundos,
que los mundos también se crean de ideas,
y que las ideas pueden impulsar un pueblo
hasta lograr lo imposible.

En un año comprendí el valor de una amistad,
también comprendí que el verdadero objetivo
de un atardecer, es ser contemplado en la orilla del mar.
Y que la brisa se creó para acariciar
el rostro de una pareja que se besa.

En un año comprendí que una sonrisa sincera,
abre cualquier puerta.
Aprendí que un gesto lo dice todo.
Que las palabras flotan, pero las acciones
son las que nos mantienen en tierra.

Pero sobre todo, en un año aprendí,
que no hay metas inalcanzables,
que no hay obscuridad absoluta,
que no hay abismo imposible de escalar.
Aprendí que la historia tiene infinitos autores,
y que cada mañana abre la puerta a un nuevo mundo.
En un año, se vive una vida.

4 comentarios:

Solange dijo...

Me encanta este post! Cuanto has aprendido! :D

Sol

Mariposa dijo...

Antes que nada mi querido amigo.... Felicidades de todo corazón. Sólo te deseo que en este año sigas aprendiendo, viviendo, amando y sintiendo nuevas y viejas emociones.

Debo decirte que este debió ser un tremendo año para tí. jeje.

Me encanto tu escrito, muy original, muy romantico. Es bueno saber que ya no hay sequía literaria.

¨Pero sobre todo, en un año aprendí,
que no hay metas inalcanzables,
que no hay obscuridad absoluta,
que no hay abismo imposible de escalar.
Aprendí que la historia tiene infinitos autores,
y que cada mañana abre la puerta a un nuevo mundo.
En un año, se vive una vida.¨

Esa ultima parte te lo juro, Marcos, que me llego al corazón, mi parte favorita (no te burles soy una romantica sin salvacion :P).

Si alguna vez te cansas de ser medico, te puedes dedicar poeta.

Espero que disfrutaras tu cumple, y recuerda que uno no se hace más viejo, sino más sabio.

No te pierdas, pequeño Neruda.
Mariposa.

Pinceladas en mi pelo dijo...

Es con este escrito, que importa que haya sido solo un año o hayan sido miles?
Magnifico, y bendito el autor asignado a tu vida.

Encantada de visitarte y leerte.
Gracias por haber vivido la vida.

Vera Lucía dijo...

Hermosisimo, es tanto lo que podemos obviar día a día, esas pequeñas cosas que significan más de lo que creemos y valoramos en el momento. Que bueno que logro capturar esos momentitos de un solo año, imaginar si tanto en un año, que no más en una vida entera si se saben apreciar.